Credicuotas, de préstamos en comercios al modelo on line

Credicuotas, de préstamos en comercios al modelo on line 1024 640 Poincenot

Acompañamos a Credicuotas en la transformación digital con la implementación de nuestra solución on.score, la cual le permite brindar a sus clientes una experiencia 100% digital desde la solicitud, análisis y pago en el otorgamiento de préstamos personales a individuos en forma directa e indirecta en pocos minutos, permitiendo una máxima eficiencia y aceleración en todo el proceso de acceso al crédito.

Tiene una cartera de $ 2.000 millones, con fuerte presencia en locales. Es uno de los líderes en el financiamiento de motos. Pero ahora pondrá fuerte peso en el on-boarding y la aprobación digital.

El caso de Credicuotas es un verdadero símbolo de la transformación de una empresa dedicada al otorgamiento de crédito “tradicional” al modelo on line. Todo empezó en 2013, cuando Banco Industrial (BIND) compró Credishop, una compañía fundada por Ezequiel Weisstaub, ex Citibank.

A partir de ese momento, la idea fue empezar a explorar el camino hacia un abordaje digital de lo que era el tradicional negocio de préstamos al consumo. La especialidad de la empresa siempre fue el financiamiento al público, pero a través de comercios. Y el punto fuerte es el préstamo para la compra de motos, con más del 30% del mercado.

Pero el verdadero giro del negocio se dio en 2016, cuando se llevó adelante la asociación con Poincenot, la compañía de innovación financiera que dirige Facundo Vázquez. El objetivo a partir de ese momento fue acelerar todo el proceso digital para el acceso al crédito.

Vázquez y Weisstaub presentaron los nuevos productos de Credicuotas. Por un lado, la nueva app que permitirá acceder a un crédito 100% on line, sumado a una nueva aplicación para comercios para acelerar el otorgamiento de crédito a sus clientes, a partir de un proceso muy rápido.

“Antes, entrabas a comprarte una moto y tenías que esperar horas para ver si tenías la calificación para recibir un préstamo. Ahora es un proceso inmediato, que lleva unos pocos segundos. Y así también se ganan ventas”, explican los ejecutivos.

El resultado de la estrategia está a la vista: “Multiplicamos por siete nuestro volumen crediticio en apenas dos años”, explican. El portafolio actual es de alrededor de $ 2.000 millones en préstamos en la calle.

Weisstaub reconoce que en los últimos meses el “ratio de aprobación” crediticia bajó prácticamente a la mitad. Es algo que atraviesa a todas las compañías del sector, que se pusieron mucho más restrictivas a partir de la reciente crisis cambiaria y fuerte suba de la tasa de interés.

Weisstaub explica que el modelo de negocios tiene tres pilares:

. Automoatización y soluciones tecnológicas como bases para escalar.

. Generar un negocio financiero, flexible, bien estructurado y rentable. “De esta forma podemos llevar adelante un modelo sostenible, no podemos darnos el lujo de perder plata” agrega.

. Y, por último, con altos estándares de calidad corporativa. La compañía está inscripta tanto en la CNV como en el BCRA.

Vázquez indica que el mercado objetivo de Credicuotas son familias “con un ingreso familiar promedio de $ 30.000. El perfil es el de cliente sub bancarizado. Es decir que tiene productos bancarios pero con bajo límite de crédito”.

Luego de este proceso, los productos que ofrecen son préstamos personales en comercios, dirigido a compra de bienes durables, y préstamos on line, a través de www.credicuotas.com.ar
Actualmente, cuentan con más de 600 puntos de venta. El comercio es el que realiza la venta, pero el negocio financiero es para Credicuotas. Están presentes en prácticamente todo el país, aunque lo más relevantes es Buenos Aires (21% del total), Córdoba (15,61%) y Chaco (11,14%).

FUENTE: www.roadshow.com.ar