RESOLUCIÓN UIF Nº 30-E/2017 | GESTIÓN DE RIESGO DE LAVADO Y AUTOEVALUACIÓN

RESOLUCIÓN UIF Nº 30-E/2017 | GESTIÓN DE RIESGO DE LAVADO Y AUTOEVALUACIÓN 1024 640 Poincenot

Fecha de publicación 21/06/2017, Ciudad Autónoma de Buenos Aires

El pasado 21 de Junio, la Unidad de Información Financiera (UIF) dispuso en su boletín oficial que las entidades financieras deberán monitorear la operatoria que realizan los organismos públicos a partir de un enfoque basado en riesgos y con especial foco en el destino de los fondos con el objetivo de prevenir la corrupción y el mal uso de los fondos públicos alineándose a las regulaciones implementadas  más modernas del mundo.

Esta nueva normativa, estará reemplazando a partir de la fecha de sanción a la resolución UIF N° 121/2011, que rige para el sector financiero en materia de prevención del Lavado de Activos y la Financiación del Terrorismo (LA/FT).

La nueva norma (resolución UIF 30/2017) “tiene por objeto modernizar el proceso de gestión de riesgos de LA/FT acorde a lo que dictaminan los estándares y mejores prácticas internacionales, atendiendo necesidades y riesgos locales”, explicó el organismo. Esta, permite a las entidades financieras – un vez identificados y evaluados sus riesgos de LA/FT “maximizar sus esfuerzos y eficientizar sus procesos y recursos, focalizándose en aquellas situaciones donde exista una mayor exposición al riesgo”en la prevención de los mencionados delitos contra el orden económico financiero”.

La reforma se desarrolló en conjunto con el Banco Central de la República Argentina (BCRA) y la asistencia técnica del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Entre los principales cambios realizados, las entidades deben realizar una autoevaluación anual de riesgos, la cual les permita determinar el nivel de riesgo de sus clientes, productos y servicios, canales de distribución y zonas geográficas. La norma, autoriza a las entidades a poder tercerizar aquellas tareas de identificación y verificación de la identidad de sus clientes.

Las compañías deberán además realizar la segmentación de los clientes en base a riesgo (bajo, medio o alto), a fin de aplicar medidas de Debida Diligencia diferenciadas, simplificadas o reforzadas de acuerdo con el nivel de riesgo determinado.

La norma rige a partir de su publicación el día 21 de Junio de 2017.

Acceso a norma